Víctor Bidó, Filósofo, Poeta, Ensayista y Pintor Dominicano, nacido en la ciudad de Santo Domingo el 23 de mayo de 1959. Realizó estudios de pintura en la escuela de Bellas Artes (1974-1978) y en Filosofía y Letras en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). En la literatura dominicana pertenece a la Promoción Literaria de los 80's, siendo por la calidad de su poesía, uno de los más importantes exponentes de éste género. En su producción de poética es notable -como ha explicado el escritor José Enrique García- "El dominio técnico del verso y la composición". Sus obras: Cuaderno de Condenado (1986), Poemas de la Tortuga (1994), Suma Presencia (Obras Poéticas 1994-1999). Ha sido colaborador y cronista en los periódicos mas importantes de su país (ensayos y análisis literario).

Poema del Desamor

1

Ah, cómo admiro a los que no puden amar!
es tan simple, tan feliz en su invulnerable ser.

Apacible e impiadoso,
vuelto de la nada por la indiferencia
y bajo el acoso respirar sin importar
el caudaloso viento del horizonte.

Apresurados por lo baladí surcan lo imperfecto.
Ah, admiro un duro despertar como el ocaso!
Terrible pacer de lo incierto.
Quien no ama es anónimo,
un fuego desintegrador por el campo,
una muerte que anuncia un ego.

2

Una ola sin motivo
en el regazo de un hombre
deshabitado y sin atributo,
sin atadura ni atavismo,
desnudo, apático en la oscuridad.
Muerto en el centro mismo de la mismiedad.
Ah! alegre corazón del indiferente!

3

Una ola, un tormento,
una mujer arrojada a la maternidad.
Todo se petrifica.

4

Paisaje, arrogante en lo informe,
ya hastiado, ya repulso,
y el tiempo sin fin,

indolente en la caricia.
Sobre el cuerpo la destrucción,
arde sobre la urna:
caravana de hueso en el cielo sin luz.

5

Parto, Insular,
sobre nubes oscuras,
puerta abierta y ladeada.
Sobre un faro se erigen
unas manos cansadas de dar,
un labio seco y agrietado
oriundo del amor abandonado.

6

¿Dónde el misterio?
¿Dar o recibir?
En el abrevadero busco
y encuentro torbellinos,
sueños torcidos y manchas inveteradas
que se repiten de manera regular.
¿Dónde me doy si no hay destinatario?

7

Desilusionado prosigo el viaje.
Doy hasta dejar de ser,
hasta el óbito menguado
de un espejo sucio de camino.

8

Sobre un breve trazo,
angosto, se dibuja mi camino,
ya de aspirina sangro telas de araña.
Ante el sol soy una presencia efímera,
huidiza y atormentada,
un objeto desvencijado del amor.

9

¿Cómo admiro lo indolente en la angustia?
¿Qué payaso soy en medio de los ausentes?
Pintar una lágrima para simular la alegría,
buscar una remota ola en el recuerdo,
un hipocampo en las manos ahogadas
y revolver el fondo por una perla soñada.

(Lectura a cargo de fridacalo_segunda)



video

¿Nota Aclaratoria?

La poesía de los poetas de la Generación 80 viene a mostrar que todo lo que se ha dicho en contra de la poesía ha sido y sigue siendo erróneo, pues la poesía ha sobrevivido a todas las calamidades y desastres en todos los tiempos y siempre ha sido el mejor antídoto a todas las frivolidades del espíritu, a todos los modismos de ocasión, a todas las querellas y argumentaciones. Los que dicen que la poesía murió es porque toman como poesía un puñado de libros que no contienen verdadera poesía, sino que son cosas escritas en versos y no todo lo que se versifica es arte...

Gracias Por Su Visita